Cuando hacemos algo que nos corroe por dentro, que sabemos a ciencia cierta que no ha estado bien, que la hemos liado y somos responsables de que otra persona haya sufrido por nuestra culpa… lo mejor que podemos hacer es coger el toro por los cuernos y pedir perdón.

Ya, ya se que cuesta muchísimo dar marcha atrás cuando nos hemos lanzado a un viaje en el que nos estrellamos o estrellamos a otros con nuestra arrogancia o egoísmo… o sencillamente porque no hemos tenido en cuenta los sentimientos ajenos… es complicado, pero no es imposible y debéis saber que, aunque no siempre resulta y nos perdonan, lo cierto es que nos hace sentir mejor, sólo si las disculpas que pedimos son sinceras, claro está… si no es así, ni os molestéis.

Un gif sirve para abrir el camino, es algo sencillo, sin palabras, sólo un dibujito que se repite y se repite en un bucle infinito poniendo en una conversación con mensajes, el granito de arena del principio de una futura disculpa más correcta, más auténtica, de persona a persona. Es una bonita manera de disculparse cuando uno mete la pata…

¿Y tú, necesitas disculparte?26 osito-dice-me-perdonas osito-r perdoname_glitter perdoname-porque-te-quiero_Imagenes-Animadas-de-Amor perdon-por-no-llamarte

Compartir: